espera despierta

Foto: Sitio web de La República, del especial "Secuelas perpetuas" sobre esterilizaciones forzadas en el Perú.

Casos de mujeres indígenas esterilizadas se expuso en espacio de Naciones Unidas

Casos fueron expuestos por Ketty Marcelo, presidenta de la Onamiap, quien sostuvo que es hora de que el mundo sepa "que hubo un presidente que quiso extinguir a los pueblos indígenas del Perú".

Publicado: 2017-05-07

Non notera senenai, non ibora kenatai (El día está llegando, nuestro dios nos está llamando). Una mujer shipibo da pie así a una tonada afligida que a su vez sirve de inicio al video ‘Esterilizaciones forzadas: un camino a la justicia’ que se presentó el viernes en el marco de la decimosexta sesión del Foro Permanente para las Cuestiones Indígenas de las Naciones Unidas, en Nueva York. 

El audiovisual de 15 minutos, adelanto de un documental próximo a difundirse, toca los casos de Luisa Pinedo Rango y Milena Vásquez Somalo (Ucayali), Dominga Quispe Coaquira y Valeria Pilco Lima (Puno), y Dionicia Calderón Arellano (Ayacucho).

De diferentes latitudes del país, tienen en común el haber sido víctimas del programa nacional de planificación familiar que puso en marcha el gobierno de Alberto Fujimori, entre los años 1996 y 2000; y que se ejecutó contra mujeres de zonas muy pobres, con fuertes presiones de por medio, amenazas, engaños y, en la gran mayoría de los casos, a la fuerza, tal como explican –con mucho detalle– las cinco entrevistadas.

Una comisión del Congreso de la República que investigó el caso en el 2002 estimó que el número de víctimas de esterilizaciones forzadas asciende a 314.605. En ningún caso se ha alcanzado justicia. En diciembre del año pasado una fiscalía archivó las denuncias de 77 mujeres, lo que generó el rechazo mayoritario de la sociedad civil y de varios sectores que vieron en dicha acción una nueva vulneración a los derechos humanos de las víctimas.

Ketty Marcelo López, presidenta de la organización nacional de mujeres indígenas Onamiap, tuvo el encargo de llevar esta realidad al espacio internacional, para que más personas y organizaciones sepan y los casos no caigan en el saco del olvido y la impunidad.

El 5 de mayo, día en el que el Foro Permanente para las Cuestiones Indígenas culminaba, la dirigente asháninka expuso ante representantes de varias agencias de las Naciones Unidas en el marco de un evento paralelo. Según explica, los asistentes quedaron conmovidos luego de ver el video y conocer de todo el trabajo que se está realizando a fin de obtener justicia.

Aunque a la cita no pudo llegar Victoria Tauli-Corpuz, Relatora Especial de Naciones Unidas sobre los derechos de los pueblos indígenas, sí se hizo presente Patricia Borraz, quien lleva varios años acompañando su trabajo.

"Para nosotras, las mujeres indígenas, que ya vamos 21 años buscando justicia y reparación ha sido muy importante presentar y visibilizar este caso", destaca Marcelo en comunicación interna a través de una red social.

Enfatiza que el programa de planificación familiar de Fujimori "fue una política de Estado", algo que es negado por los fanáticos y simpatizantes del exmandatario hoy preso por varios delitos, ninguno vinculado a las esterilizaciones forzadas de su segundo periodo de gobierno; "que el mundo entero tenga conocimiento que hubo un presidente que quiso extinguir a los pueblos indígenas del Perú", sentencia la dirigenta.

A la derecha, Ketty Marcelo López en evento paralelo en las Naciones Unidas. Foto: Cortesía Onamiap

En la actualidad, existen poco más de dos mil denuncias judiciales por esterilizaciones forzadas. Según explica Gladis Vila, expresidenta de la Onamiap, muchas de las mujeres víctimas no hablan de lo que les pasó porque "sienten vergüenza, porque se sienten a veces culpables, como que es algo malo que han hecho en sus vidas."

Jan joke mein mia jaweitiki mia yokatai, ochaires min iketian (Qué dirías cuando él te pregunta si sólo has pecado en la vida). Esta línea es la continuación del canto que abre el video presentado en Nueva York, y podría cerrar el sentido al que alude Vila. Una mujer shipiba se presenta ante su dios y siente incertidumbre por lo que le pasó y, tal vez, surge la culpa en ella.

Aunque por mucho tiempo se asumió que estos casos solo se registraron en la sierra y el altiplano del país, hoy se sabe que en la Amazonía también se impulsó y ejecutó una agresiva política de esterilizaciones forzadas, algo que ha sido documentado por el diario La República en una investigación de varios meses.

Para el 10 de junio está prevista la visita de Tauli-Corpuz al Perú. Mientras, en el país organizaciones como la Onamiap continúan con su trabajo de impulsar el Registro de Víctimas de Esterilizaciones Forzadas (REVIESFO), y de poner en marcha un enfoque intercultural que permita "romper el silencio".

Akiko Sakaue, del Fondo de Población de las Naciones Unidas (UNFPA), quien estuvo en la presentación del video, manifestó su sorpresa y preocupación por lo ocurrido con las mujeres indígenas peruanas en los años noventa, y se mostró con iniciativa para articular acciones con la oficina de las Naciones Unidas en el país. El objetivo común es lograr justicia y reparación para todas las víctimas.

Dato:

-El documental ‘Esterilizaciones forzadas: un camino a la justicia’ es producido por la Onamiap y el Grupo Internacional de Trabajo sobre Asuntos Indígenas (IWGIA por su sigla en inglés).


Escrito por

CAAAP Centro Amazónico

El CAAAP fue creado en 1974 por los obispos de la selva para estar al servicio de los pueblos indígenas de la Amazonía.


Publicado en

Centro Amazónico de Antropología y Aplicación Práctica - CAAAP

Institución sin fines de lucro que trabaja al servicio de los pueblos indígenas amazónicos del Perú.