es constitucional, no confundas

Imagen de un momento del bloqueo que se inició el sábado 09 de febrero. Foto: FERIAAM

Comunidad Nativa Awajún de Shimpiyacu busca solución para desalojar a invasores

Ante fallidas tentativas de diálogo e intentos de conciliar para solucionar un problema complejo que hunde sus raíces en el año 1996, los comuneros iniciaron  el último sábado un bloqueo indefinido de la carretera que da acceso a la comunidad como protesta a la invasión ilegal en cerca de 900 hectáreas.

Publicado: 2019-02-12

El sábado 9 de febrero, la Comunidad Nativa (C.N.) Awajún Shimpiyacu, en el distrito y provincia de Moyobamba, región San Martín, decidió organizar un bloqueo indefinido de la carretera de entrada a la comunidad como mecanismo de protesta para impedir el ingreso de los colonos de los centros poblados de La Verdad, El Tornillal y Unión Progreso, que vienen ocupando ilegalmente cerca de 900 hectáreas dentro de su título comunal. En total 120 personas de estos sectores habían alquilado tierras en la C.N. Shimpiyacu, pero hace tres años que no cumplen con los pagos correspondientes y, a pesar de la culminación del contrato de arriendo, se niegan a abandonar las tierras. La comunidad de Shimpiyacu ha hecho un llamado a sus hermanos y hermanas indígenas y a las autoridades para encontrar una salida pacífica al conflicto. Afirman que no abandonarán el bloqueo hasta que no haya una solución. 

Este problema inició en 1996, cuando la Dirección Regional Agraria aprobó mediante Resolución Directoral N° 096-96-RSM-DRA-SM el Proyecto de la Asociación Huascayacu, que otorgaba tierras a 110 agricultores dentro del título de la comunidad nativa. Ese mismo año, la Dirección Regional Agraria, al darse cuenta de la ilegalidad del acto, declaró nula esta resolución y dejó sin efecto los contratos de compra venta de los 110 beneficiarios. A pesar de ello, estas personas no abandonaron la comunidad. Esto fue denunciado por las autoridades de Shimpiyacu, que obtuvieron una sentencia de desalojo a su favor, pero esta se frustró por no contar con un croquis de ubicación de los invasores. A pesar de que la Dirección Regional de Agricultura había dejado sin efecto sus contratos, algunos beneficiarios del Proyecto Huascayacu vendieron sus hectáreas. Esto ha continuado a través de los años, existiendo un flujo de entrada y salida de colonos dentro del territorio comunal.

La comunidad de Shimpiyacu ya ha recurrido al diálogo en repetidas oportunidades para encontrar una solución al problema, dando plazo a los invasores para que abandonen sus tierras y estableciendo durante estos periodos montos de arriendo (de S/. 100 anuales por hectárea) y de compensación por deforestar su territorio. Como parte de los acuerdos, en el 2005, la comunidad dio permiso a los arrendatarios para ocupar sus tierras hasta el 2017. Sin embargo, estos no han pagado el alquiler desde el 2015. Debido a ello, en mayo del 2017, la comunidad decidió no renovarles el contrato, pero los invasores se resistieron a salir y, posteriormente, impidieron a la comunidad realizar la medición del área que estaban ocupando ilegalmente.

Ante la dificultad de resolver el conflicto, la C.N. Shimpiyacu llamó como mediadores a la Secretaria de Gestión Social, Diálogo y Sostenibilidad del Gobierno Regional de San Martín, a la Defensoría del Pueblo y a la Presidencia del Consejo de Ministros (PCM). En una reunión, el 18 de abril de 2018, con la participación de estas entidades, se acordó que sea el Poder Judicial quien resuelva la controversia dado que la comunidad cuenta con un título inscrito en Registros Públicos. La comunidad presentó una demanda de reivindicación, pidiendo que se restituya su propiedad, pero esta fue declarada improcedente por la Jueza del Juzgado Civil de Moyobamba, quien indicó que se debe precisar el área invadida adjuntado un croquis de la ubicación de los demandados y que se debe agotar primero la vía de conciliación extrajudicial.

La comunidad de Shimpiyacu ha tenido la intención de acudir donde un conciliador para resolver el conflicto. Sin embargo, esto no ha dado mayores resultados tanto por el costo de S/. 16,000.00 que necesitan para pagar la conciliación con cada uno de los demandados, – suma que no han podido reunir – como debido a que los invasores no han acudido a las últimas reuniones pactadas.

El 31 de diciembre del 2018 venció el plazo que la comunidad había dado para que los invasores abandonen definitivamente sus tierras. Al no encontrar vías para solucionar su problema, en una asamblea comunal, decidieron bloquear la carretera por la que se accede a Shimpiyacu y a los centros poblados mencionados. Un camino que pasa por su título de propiedad y que afirman haber construido con sus propios recursos, sin apoyo de ninguna entidad pública o privada.

La comunidad de Shimpiyacu cuenta con el respaldo de su organización, la Federación Indígena Awajún del Alto Mayo (FERIAAM) y de las 12 comunidades afiliadas que hasta la fecha han acudido a apoyar el bloqueo indefinido. Asimismo, la Coordinadora para el Desarrollo de los Pueblos Indígenas de la Región San Martín (CODEPISAM) ha acudido para ayudar a que se dé una solución pacífica al conflicto y se está esperando la presencia de AIDESEP este miércoles 13 de febrero para dialogar con la PCM y las autoridades regionales.


Escrito por

CAAAP Centro Amazónico

El CAAAP fue creado en 1974 por los obispos de la selva para estar al servicio de los pueblos indígenas de la Amazonía.


Publicado en

Centro Amazónico de Antropología y Aplicación Práctica - CAAAP

Institución sin fines de lucro que trabaja al servicio de los pueblos indígenas amazónicos del Perú.